La alimentación de la familia

por May 18, 2020Alimentación, Crianza

Cuando hablamos de alimentación de las criaturas también tenemos que observar en que etapa vital están a nivel energético. ¿Conoces la clasificación de los alimentos según su energía?

LA TEORÍA DEL YIN Y EL YANG

Tanto la física moderna como tradiciones y filosofías de distinto signo y origen, conciben el mundo como un cúmulo de fenómenos energéticos. Y además todas, comparten la idea de que todos los fenómenos se manifiestan como si tuvieran dos caras, resultado de una polaridad energética.

En toda sustancia material hay un equilibrio entre las fuerzas que mantienen unidas a sus partículas y las que hacen que se repelan. A esto se les llama fuerzas contractivas o expansivas. Y en función de qué tendencia predomine en un momento determinado se puede ver que evolución va a sufrir. Las sustancias en las que predominan las fuerzas contractivas son YANG y en las que predominan las fuerzas expansivas son YIN.

Estas fuerzas operan en todas las cosas, por ejemplo, si hablamos de movimiento será más YIN cuanto más lento sea y más Yang cuanto más rápido. Si hablamos de texturas, las más blandas son más YIN y las más duras son más YANG.

Si hablamos de etapas de la vida, cuando un bebé nace estamos ante un estado energético YANG ya que es un ser pequeño, compacto. Y poco a poco, a medida que se va desarrollando y creciendo, se va expandiendo hacia un estado más YIN (que inicia cuando se alcanza la verticalidad y se pone de pie).

En los alimentos también EXISTE ESTA CLASIFICACIÓN energética YIN- YANG.

Los alimentos, por su origen, naturaleza, composición y también por su elaboración tienen y nos aportan energía vital.

Sin embargo, esta división no hay que tenerla en cuenta en términos absolutos porque nada es YIN o YANG de forma absoluta. Sino que todo es en función de la comparación con otra sustancia. 

Cuando hablamos de equilibrio en la alimentación de las criaturas, también tenemos que contemplar las características energéticas de cada etapa vital.

 

PAUTAS DE ALIMENTACIÓN SEGÚN LA EDAD:

– RECIEN NACIDO:

  • Como hemos dicho, el bebé está en un estado energético YANG. En esta etapa de lactancia materna, el alimento nos proporciona un sabor dulce, de relajación.
  • La leche materna, ese elixir dulce y nutricio ha de ser el alimento principal del bebé. 

– LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

  • Al iniciar la alimentación complementaria, debemos optar aún por esos alimentos de sabor dulce, especialmente en consistencia cremosa, líquida, y poco a poco también sólidos. Mucha intuición y sentido común. 

– NIÑOS Y NIÑAS:

  • Cuando un niño adquiere la verticalidad y comienza a andar, es cuando introducimos por primera vez el sabor salado. Hasta el momento, no añadimos sal a sus comidas de ningún tipo.
  • El sabor salado lo introducimos a través de la sal marina en bajas dosis y de alimentos como el miso o tamari.
  • En la tabla comparativa de alimentos, podéis verlos clasificados de más expansivos (YIN) a más contractivos (YANG). En el centro, encontramos los alimentos con una energía más equilibrada, entre las verduras de hoja verde y las aves. Todos estos alimentos son los que deberían predominar en nuestra dieta. Y aquellos alimentos que están en los extremos son los que deberíamos consumir en pequeñas dosis.

Hoy en día, en las dietas de muchas familias, predomina una alimentación de extremos (entre azúcares, lácteos, horneados y proteínas). Es un círculo vicioso complicado de romper ya que los extremos se atraen, y el cuerpo busca la forma de compensar su energía constantemente.

En los niños, el efecto de este tipo de dieta genera un desequilibrio a nivel energético y emocional, afectando también a su comportamiento. Y cuanto más pequeños son más lo notamos. 

Si ofrecemos muchos alimentos de estructura YANG los niños estarán más rígidos, contraídos, y con mayor tendencia al enfado o mal humor.

Si les ofrecemos muchos alimentos de estructura YIN se sentirán más bien flojos, débiles, fríos, pasivos.

Si les ofrecemos alimentos equilibrados energéticamente se sentirán flexibles, con mayor capacidad de concentración, calma, y a la vez con energía.

En un próximo post os contaré sobre las características de los niños de condición YIN o YANG, ya que conocerlas nos puede servir muchísimo para equilibrar su alimentación y preparar aquellas cosas que les favorecen según su condicion. 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

¿Quiéres estar al día de nuestra formaciones, talleres y demás actividades?

¿Quiéres ser el primero en ver nuestras cápsulas de consciencia?

Te has suscrito con exito!

Pin It on Pinterest

Share This