Las cuatro «R» del castigo

por Jun 18, 2020Crianza

Hoy te quiero hablar del castigo, una respuesta muy habitual a la hora de resolver situaciones que desaprobamos en los niños y sobre la que me gustaría reflexionar contigo.

EL CASTIGO es humillante para los niños. Hiere sus sentimientos, les enoja, les incita a oponer resistencia o a retirarse. Mira hacia atrás, no hacia adelante. El castigo reprime la acción pasada, no mira hacia la solución.

Cuando nuestra respuesta habitual ante un conflicto o “mal” comportamiento se basa en el castigo, genera las llamadas “4R”: REVELDÍA, REVANCHA, RESENTIMIENTO O RETRAIMIENTO.

Estas cuatro consecuencias directas dañan la relación, el vínculo, ya que están centradas en la persona, no en el comportamiento. Y dependiendo del carácter y la personalidad, eñ niñ@ tenderá más a adoptar una u otra reacción emocional como respuesta a medio-largo plazo. 

En las sesiones de acompañamiento y grupos de madres suelo utilizar el siguiente ejemplo, ya que muchas veces nos cuesta comprender la respuesta de los niños y el círculo vicioso que se desencadena en torno a esa situación.

-Si a ti como adulta, en tu trabajo, cuando algo no te sale como se espera de ti te gritan, te menosprecian o te castigan…

¿Tu actitud, será más o menos colaboradora? Responderás con un “gracias, necesitaba justamente eso para comprender”, o te darán ganas de insultar, vengarte o esconderte en ti mismo.  

Con los niños pasa exactamente igual. ¿Porqué hacemos con los niños cosas que nunca haríamos con un adulto?

La buena noticia es que siempre es un buen momento para volver a elegir, reflexionar y encontrar nuevas herramientas y formas de educar desde un nuevo lugar, en el que prioricemos el vínculo de relación que queremos establecer con nuestros hij@s

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

¿Quiéres estar al día de nuestra formaciones, talleres y demás actividades?

¿Quiéres ser el primero en ver nuestras cápsulas de consciencia?

Te has suscrito con exito!

Pin It on Pinterest

Share This